Las albercas de pelotas son siempre un juego muy deseado por los papás y las mamás. Pareciera no tener nada de didáctico, pero cuando a edad temprana tu mayor tarea es aprender a moverte, definitivamente una alberca de pelotas ayuda mucho a tener un espacio divertido que estimula y sirve para explorar posiciones diversas que a la vez de mejorar la psicomotricidad gruesa determinan la plasticidad cerebral y el desarrollo intelectual.

Mostrando 1–12 de 29 resultados