Shipping

Conéctate

Mis compras

 x 
Carro vacío

En Línea

Hay 36 invitados y ningún miembro en línea

Etapas del desarrollo infantil

Escrito por  Lunes, 16 Febrero 2015 18:03
Valora este artículo
(0 votos)

Sabemos que para muchos de nuestros internautas, es muy importante el desarrollo de nuestros niños, sin embargo muchas veces no tenemos certeza de apoyarlos adecuadamente. En didacticom.com intentamos se un portal 2.0 donde puedas encontrar y comprar material didáctico y juegos didácticos, pero no sólo eso sino saber de ellos y los que más te convienen.

Por ello preparamos esta sección de las etapas del desarrollo, donde podrás aprender más del desarrollo de los niños y así hacer un mejor uso del material didáctico que puedas comprar en nuestra tienda.

El conocimiento de las etapas de desarrollo infantil nos ayuda a saber en qué etapa debe o puede estar nuestro bebé o niño, sin embargo es importantísimo recalcar que cada persona es única y por lo tanto su desarrollo es interiorizado individualmente, por lo que es importante ayudar respetando sus propias características y sin forzar a los niños.

 

¿Qué es el desarrollo infantil?

El desarrollo infantil es una sucesión de etapas o fases en las que se dan una serie de cambios físicos y psicológicos, que van a implicar el crecimiento del niño

Diversos estudios sobre la infancia han sido realizados en los últimos tiempos.

 Educadores ,  pedagogos ,  filósofospsicólogos y otros especialistas han planteado diferentes teorías acerca de la naturaleza del desarrollo y la influencia de tales teorías sobre cómo los niños(as) se desarrollan y aprenden.

Las divergencias entre estas teorías han dado lugar a dificultades para encontrar el modelo de programa educativo más apropiado para las tempranas edades. Algunas de ellas se centran en el desarrollo físicointelectual o cognitivo, otras están mayormente referidas al desarrollo social o emocional y, aunque las hay referidas al desarrollo de la personalidad, ninguna ofrece una total explicación de los distintos aspectos del desarrollo infantil y, por lo tanto, no pueden orientar plenamente a padres y maestros sobre las formas de lograr un mejor desarrollo en los niños. De una forma muy resumida expondremos algunas de estas teorías, basándonos en la síntesis presentada por Wortham S. C., en Vital para la edad temprana.

Teorías biogenéticas y maduracionales

Explican el desarrollo infantil sobre la base de lo que los niños traen, producto de su herencia biológicaequipo biológico y como evolucionan en la medida en que el tiempo transcurre. Conciben y explican el desarrollo y aprendizaje como producto de la maduración, lo que les permite plantear resultados esperables con las etapas y edades. La influencia de la experiencia no se considera factor predominante en los diferentes desarrollos.

Existe una clara influencia de las teorías maduracionales, en la desafortunada práctica de evaluar la preparación para determinar el ingreso o no ingreso en el primer grado de la enseñanza primaria, desconociendo la importancia del quehacer pedagógico del maestro para las posibles insuficiencias de los niños que reciben en sus aulas.

Teorías Conductistas

Los conductistas aplican el esquema (S-R), estímulo y respuesta en la explicación del desarrollo y aprendizaje de los niños y niñas. Las corrientes conductistas (behavioristas) consideran el ambientecomo las oportunidades para aprender y estiman que es el factor crítico en el crecimiento y desarrollo, los que se consideran resultado del sistema de recompensas que el ambiente proporciona y no tiene en cuenta las etapas o edades. Si el ambiente está conformado para facilitar la conducta deseada, ésta puede ser lograda. Si como se considera, toda conducta es aprendida, ella puede ser conformada o modificada mediante el reforzamiento.

El castigo es utilizado para disminuir o eliminar la recurrencia de una conducta no deseada. Tantos padres como maestros han encontrado que para los niños pequeños es más útil el reforzamiento positivo en el manejo de la conducta. Resulta claro que estos mecanismos externos no tienen en cuenta la vida interna del sujeto y consideran en su desarrollo solamente factores externos. Los niños se convierten así en manejables robots.

Teoría de aprendizaje social

Los últimos planteamientos referidos a las teorías conductistas pretenden ser superados por la teoría de aprendizaje social que trata de tener en cuenta las observaciones individuales en el contexto sociallas expectativaslas habilidades y otros factores internos en la determinación de las respuestas. Así, un niño que observa como un compañerito es castigado por una conducta inapropiada, aprende a evitarla y de igual forma imita la conducta de un niño que es recompensado por hacer algo adecuadamente.

Teoría psicosocial

Está fundamentalmente expresada, en los estudios de E. Ericsson, que plantean que el desarrollo de la personalidad en la infancia está fuertemente determinado por el contexto socia. Para cada etapa o edad del desarrollo se plantea la existencia de determinadas crisis: confianza- desconfianzaduda- esperanzainiciativa-castigoproducción-inferioridad. La solución de estas crisis, que conducen al desarrollo de la personalidad, depende en gran medida de cómo se manejen dichas crisis en el contexto social, en la familia, por ejemplo. La solución exitosa de las crisis, en cada etapa, contribuye al crecimiento personal. Esta teoría hace énfasis en las necesidades sociales y emocionales y guía la atención de padres y educadores a estos importantes factores del desarrollo infantil, que no pueden verse, a pesar de su importancia, ni como únicos, ni aisladamente.

Las teorías psicoanalíticas

Se basan, por supuesto, en las teorías freudianas sobre las interrelaciones entre el yoel super yo y el ello, como la lucha entre los factores instintivos y sociales que están en la base de la formación de una personalidad, cuyo curso se relaciona con las etapas de la psico-sexualidad por las que el desarrollo infantil transcurre de forma natural. No se expresa relación en estas teorías con los factores ambientales ni educativos.

Teoría cognitiva-constructivista

Esta teoría se relaciona estrechamente con la concepción del desarrollo intelectual infantil de J. Piaget, que tiene una mayor influencia en la comprensión de cómo el niño adquiere el conocimiento. Lateoría histórico cultural, presentada por L.S. Vigotsky que permite su mejor comprensión y relación con las influencias educativas.

La concepción de L.S. Vigotsky acerca del desarrollo de las funciones psíquicas superiores del hombre fue "el primer intento sistemático de reestructuración de la psicología sobre la base de un enfoque histórico acerca de la psiquis del hombre". Surgió como una contraposición a dos ideas fundamentales: por una parte, a las posiciones acerca de desarrollo y, por otra, a las posiciones biologicistasacerca del desarrollo de la cultura, como un proceso independiente.

 

A continuación presentaremos un breve resumen de la teoría psicoanalítica y de la teoría constructivista, esperamos que sean de ayuda e interés para la compra de material didáctico.

Etapas del desarrollo para la teoría cognitiva o constructivista

Las teorías cognitivas se centran en el estudio de la estructura y desarrollo de los procesos del pensamiento, especialmente cómo afecta esto a la comprensión de la persona sobre su entorno. De todas las teorías cognitivas una de las más populares es la que se extrae de la obra de Jean Piaget.

Piaget suponía que los niños a cada edad tienen capacidad para resolver determinadas cuestiones y problemas. Comenzó estudiando los errores de los niños. Piaget se dio cuenta de que los niños con las misma edad cometían los mismos errores y él por lo tanto establece una secuencia evolutiva en el proceso cognitivo.

Las estructuras cognitivas cambian en el tiempo, configurando etapas del desarrollo. Para que aquellas estructuras configuren una etapa, deben guardar un orden temporal invariable, sin importar demasiado la edad en que cada una de ellas se presenta, pero sí que se integren naturalmente en las posteriores.

Estas etapas se desarrollan en un orden fijo en todos los niños, y en todos los países. No obstante, la edad puede variar ligeramente de un niño a otro. Las etapas son las siguientes:

a) Primer periodo, 0 a 2 años: llamado

En este periodo el niño utiliza sus sentidos y capacidades motoras para conocer los objetos y el mundo (ve que es lo que puede hacer con las cosas). Aprende a lo que se llama la permanencia del objeto.

Esta etapa tiene lugar entre el nacimiento y los dos años de edad, conforme los niños comienzan a entender la información que perciben sus sentidos y su capacidad de interactuar con el mundo. Durante esta etapa, los niños aprenden a manipular objetos, aunque no pueden entender la permanencia de estos objetos si no están dentro del alcance de sus sentidos. Es decir, una vez que un objeto desaparece de la vista del niño o niña, no puede entender que todavía existe ese objeto (o persona). Por este motivo les resulta tan atrayente y sorprendente el juego al que muchos adultos juegan con sus hijos, consistente en esconder su cara tras un objeto, como un cojín, y luego volver a "aparecer". Es un juego que contribuye, además, a que aprendan la permanencia del objeto, que es uno de los mayores logros de esta etapa: la capacidad de entender que estos objetos continúan existiendo aunque no pueda verlos. Esto incluye la capacidad para entender que cuando la madre sale de la habitación, regresará, lo cual aumenta su sensación de seguridad. Esta capacidad suelen adquirirla hacia el final de esta etapa y representa la habilidad para mantener una imagen mental del objeto (o persona) sin percibirlo.

b) Segundo periodo, desde 2 a 7 años: Este periodo consta de dos fases: la fase preoperacional (o llamada también de representación) y la fase instintiva

La fase preoperacional abarca de los dos a los cuatro primeros años del niño. En esta fase, el niño mantiene una postura egocéntrica, que le incapacita para adoptar el mismo punto de vista de los demás. Observamos que los niños son capaces de utilizar el pensamiento simbólico, que incluye la capacidad de hablar. Los humanos utilizamos signos para conocer el mundo y los niños ya los manejan en este periodo. Sin embargo, este pensamiento simbólico es todavía un pensamiento egocéntrico, el niño entiende el mundo desde su perspectiva.

Comienza cuando se ha comprendido la permanencia de objeto, y se extiende desde los dos hasta los siente años. Durante esta etapa, los niños aprenden cómo interactuar con su ambiente de una manera más compleja mediante el uso de palabras y de imágenes mentales. Esta etapa está marcada por el egocentrismo, o la creencia de que todas las personas ven el mundo de la misma manera que él o ella. También creen que los objetos inanimados tienen las mismas percepciones que ellos, y pueden ver, sentir, escuchar, etc.

También en esta fase, la manera de categorizar los objetos se efectúa globalmente, basándose en una exagerada generalización de los caracteres más sobresalientes. 

Otro factor importante en esta etapa es la Conservación, que es la capacidad para entender que la cantidad no cambia cuando la forma cambia. Es decir, si el agua contenida en un vaso corto y ancho se vierte en un vaso alto y fino, los niños en esta etapa creerán que el vaso más alto contiene más agua debido solamente a su altura. Esto es debido a la incapacidad de los niños de entender la reversibilidad y debido a que se centran en sólo un aspecto del estímulo, por ejemplo la altura, sin tener en cuenta otros aspectos como la anchura.

La fase instintiva se prolonga hasta los siete años, y se caracteriza porque el niño es capaz de pensar las cosas a través del establecimiento de clases y relaciones, y del uso de números, pero todo ello de forma intuitiva, sin tener conciencia del procedimiento empleado. 

En este periodo, el niño desarrolla primero la capacidad de conservación de la sustancia, luego desarrolla la capacidad de la conservación de la masa, y posteriormente la del peso y la del volumen. 

Piaget señala que el paso del periodo sensomotriz a este segundo periodo se produce fundamentalmente a través de la imitación, que de forma individualizada el niño asume, y que produce la llamada imagen mental, en la que tiene un gran papel el lenguaje.

 

c) Tercer periodo, desde los 7 a los 11 años: Periodo de las operaciones concretas

En este periodo el niño puede aplicar la lógica, aplica principios. El niño ya no conoce intuitivamente sino racionalmente. El niño hace uso de algunas comparaciones lógicas, como por ejemplo: la reversibilidad y la seriación. Sin embargo, no maneja todavía abstracciones. Su pensamiento está anclado en la acción concreta que realiza. Es el periodo escolar.

Esta etapa está marcada por una disminución gradual del pensamiento egocéntrico y por la capacidad creciente de centrarse en más de un aspecto de un estímulo. Pueden entender el concepto de agrupar, sabiendo que un perro pequeño y un perro grande siguen siendo ambos perros, o que los diversos tipos de monedas y los billetes forman parte del concepto más amplio de dinero.

Sólo pueden aplicar esta nueva comprensión a los objetos concretos (aquellos que han experimentado con sus sentidos). Es decir, los objetos imaginados o los que no han visto, oído, o tocado, continúan siendo algo místicos para estos niños, y el pensamiento abstracto tiene todavía que desarrollarse.

 

d) Cuarto periodo, de los 12 años en adelante: periodo de las operaciones formales

Hablamos del adolescente y del adulto. Es la etapa del pensamiento abstracto, no solo piensa de la realidad, sino cómo puede hacer las cosas, ya puede hipotetizar.

En este periodo los niños comienzan a dominar las relaciones de proporcionalidad y conservación. A su vez, sistematizan las operaciones concretas del anterior periodo, y desarrollan las llamadas operaciones formales, las cuales no sólo se refieren a objetos reales como la anterior, sino también a todos los objetivos posibles. Con estas operaciones y con el dominio del lenguaje que poseen en esta edad, son capaces de acceder al pensamiento abstracto, abriéndoseles las posibilidades perfectivas y críticas que facilitan la razón. Pueden aplicar la reversibilidad y la conservación a las situaciones tanto reales como imaginadas. También desarrollan una mayor comprensión del mundo y de la idea de causa y efecto.

Esta etapa se caracteriza por la capacidad para formular hipótesis y ponerlas a prueba para encontrar la solución a un problema.

Otra característica del individuo en esta etapa es su capacidad para razonar en contra de los hechos. Es decir, si le dan una afirmación y le piden que la utilice como la base de una discusión, es capaz de realizar la tarea. Por ejemplo, pueden razonar sobre la siguiente pregunta: ¿Qué pasaría si el cielo fuese rojo?".

En la adolescencia pueden desarrollar sus propias teorías sobre el mundo.

Esta etapa es alcanzada por la mayoría de los niños, aunque hay algunos que no logran alcanzarla. No obstante, esta incapacidad de alcanzarla se ha asociado a una inteligencia más baja.

A modo de resumen, para Piaget todo el proceso de desarrollo de la inteligencia está un proceso de estimulación entre los dos aspectos de la adaptación, que son: la asimilación y la acomodación.

 

Teoría psicoanalítica freudiana

Sigmund Freud es uno de los psicólogos más prolíficos e influyentes de los últimos dos siglos. No se deben rechazar sus teorías, por irreverentes o radicales que parezcan, sobre conceptos como los sueños, la sexualidad y el inconsciente, pues siguen siendo algunas de las más estudiadas y criticadas de la psicología. Una de las más leídas es la de las cinco etapas del desarrollo psicosexual infantil, que sigue creando una serie de debates entre los profesionales del campo.

Etapa oral

Empieza con el nacimiento, Freud dice que la primera etapa de desarrollo infantil se centra alrededor de la boca. Con el cuidado de la madre como primer ejemplo, el niño obtiene placer mediante la acción de succionar y luego siente satisfacción por evacuar el alimento. En el caso de aquellos que dejan de ser amamantados prematuramente, Freud dice que desarrollarán actitudes de desconfianza, serán poco fiables o sarcásticos, mientras que aquellos que fueron constantemente atendidos, incluso que recibieron demasiado cuidado, desarrollarán una personalidad de confianza y serán presa fácil de engaños. Esta fase, cuya duración es de un año a un año y medio, terminará al inicio del destete.

Etapa anal

Cuando el niño comienza a ir al baño, emerge la obsesión por la región anal y por el acto de mover los intestinos. Freud decía que el niño vive esta etapa como una forma de sentirse orgulloso por sus "creaciones", lo que conduce a una personalidad "anal expulsiva". El niño también puede deliberadamente intentar retener al sistema digestivo como una forma de privar a los padres, lo que conduce a una personalidad "anal retentivo". Freud dijo que esta fase tiene una duración de un año y medio a dos.

Etapa fálica

La fálica es la etapa de desarrollo sexual más importante en la vida de un niño, según Freud. En este caso, un niño se preocupa de sus genitales o de su ausencia, si se trata de una niña. Aquí es cuando surgen los complejos de Edipo o de Electra, en caso de ser niña. Para un hombre, la energía sexual se canaliza hacia el amor por su madre, lo que (a veces violenta) genera sentimientos de envidia hacia su padre. Eventualmente, sin embargo, el niño aprende a identificarse con el padre en términos de genitales y, de esta manera, reprime el complejo de Edipo. El de Electra se da de igual forma en las niñas, a pesar de que para Freud éste se manifiesta de forma mucho menos evidente. Su manifestación consiste en el mismo problema, pero se expresa a la inversa en las niñas. Freud decía que esta etapa dura de tres a cuatro años.

Período de latencia

Para Freud, el período de latencia del desarrollo del niño no es un período de desarrollo psico-sexual, sino más bien, un momento en que los deseos inconscientes son reprimidos. En este período, el niño ha superado el complejo de la etapa fálica y mientras que los deseos e impulsos sexuales pueden seguir existiendo, estos se manifiestan de forma asexuada, en forma de amistades, escuela, deportes hasta que se inicie la pubertad.

Etapa genital

Según Freud, en la etapa genital el niño, una vez más, da la espalda a la energía sexual en los genitales y por consecuencia a las relaciones románticas. Esta es la primera vez que un niño quiere actuar a partir de su instinto de procreación. Además, si él no resuelve los conflictos sexuales propios de las etapas tempranas de desarrollo, surgirán en esta fase genital conflictos como la homosexualidad.

 

Etapas del Desarrollo Infantil según la OEA


Cada niño es una persona única con su propio temperamento, estilo de aprendizaje, familia de origen y patrón y tiempo de crecimiento. Sin embargo, hay secuencias universales y predecibles en el desarrollo que ocurren durante los primeros 9 años de vida. Mientras los niños se desarrollan, necesitan diferentes tipos de estimulación e interacción para ejercitar sus habilidades y para desarrollar otras nuevas. A cada edad, es esencial responder a las necesidades básicas de salud y de nutrición.

Edad

Lo que los niños hacen

Lo que necesitan

0 a 3 meses

Comienzan a sonreír.
Siguen a personas y objetos con los ojos.
Prefieren caras y colores brillantes.
Alcanzan, descubren sus manos y pies.
Levantan y voltean la cabeza en dirección al sonido.
Lloran, pero se calman si se les abraza.

Protección contra daños físicos.
Nutrición adecuada. 
Cuidado de salud adecuado (vacunación, terapia de rehidratación oral, higiene).
Estimulación apropiada del lenguaje.
Cuidado sensible y atento.

4 a 6 meses

Sonríen frecuentemente. 
Prefieren a los padres y hermanos mayores. 
Repiten acciones con resultados interesantes. 
Escuchan atentamente, responden cuando se les habla. 
Ríen, murmuran, imitan sonidos. 
Exploran sus manos y pies. 
Se ponen objetos en la boca. 
Se sientan si se les sostiene, dan vueltas, se escabullen, rebotan. 
Tocan objetos sin usar el dedo pulgar.

Protección contra daños físicos.
Nutrición adecuada. 
Cuidado de salud adecuado (vacunación, terapia de rehidratación oral, higiene).
Estimulación apropiada del lenguaje.
Cuidado sensible y atento.

7 a 12 meses

Recuerdan eventos simples.  
Se identifican a sí mismos, así como las partes del cuerpo, voces familiares.  
Entienden su propio nombre y otras palabras comunes.  
Dicen sus primeras palabras significativas.  
Exploran, arrojan, sacuden objetos.  
Encuentran objetos escondidos, ponen objetos en contenedores.  
Se sientan solos.  
Gatean, se ponen de pie, caminan.   
Pueden parecer tímidos o molestos con extraños. 

Todo lo anterior. Protección contra daños físicos.
Nutrición adecuada. 
Cuidado de salud adecuado (vacunación, terapia de rehidratación oral, higiene).
Estimulación apropiada del lenguaje.
Cuidado sensible y atento.

1 a 2 años

Imitan acciones de adultos.  
Hablan y entienden palabras e ideas.  
Disfrutan historias y experimentan con objetos.
Caminan firmemente, suben escaleras, corren. 
Afirman su independencia pero prefieren gente que les es familiar. 
Reconocen la propiedad de objetos.  
Desarrollan amistades.  
Resuelven problemas.  
Muestran orgullo de sus logros.  
Les gusta ayudar con las tareas.  
Empiezan a aparentar jugar.

Además de lo anterior, apoyo para:  
Adquirir habilidades motoras, de lenguaje y pensamiento.  
Desarrollar su independencia.  
Aprender autocontrol.  
Oportunidades para jugar y explorar.   
Jugar con otros niños.  
El cuidado de salud debe incluir purga.

2 a 3 1/2 años

Disfrutan aprender nuevas habilidades. 
Aprenden rápidamente el idioma.  
Siempre están activos.  
Ganan control en las manos y dedos.  
Se frustran fácilmente.  
Actúan más independientes pero aún dependientes.  
Representan escenas familiares.

Además de lo anterior, oportunidades para:  
Tomar decisiones.  
Participar en juegos teatrales.  
Leer libros de complejidad creciente.  
Cantar canciones favoritas.  
Armar rompecabezas simples.

3 1/2 a 5 años

Tienen un lapso de atención más largo. 
Se comportan tontamente, bulliciosamente, pueden usar lenguaje chocante.  
Hablan mucho, hacen muchas preguntas.  
Quieren cosas de adultos, guardan los proyectos de arte.  
Examinan sus habilidades físicas y su valentía con precaución.  
Revelan sus sentimientos actuando.  
Les gusta jugar con amigos, no les gusta perder. 
Comparten y toman turnos a veces.

Además de lo anterior, oportunidades para:  
Desarrollar habilidades motoras finas.  
Continuar expandiendo sus habilidades lingüísticas hablando, leyendo y cantando. 
Aprender a cooperar ayudando y compartiendo.  
Experimentar con sus habilidades de pre-escritura y pre-lectura.

5 a 8 años

Crece su curiosidad acerca de la gente y cómo funciona el mundo.  
Muestran un creciente interés en números, letras, lectura y escritura.  
Se interesan más y más en el producto final.  
Usan palabras para expresar sentimientos y afrontar las cosas.  
Les gustan las actividades de los adultos.  
Se vuelven más abiertos, juegan cooperativamente.

Además de lo anterior, oportunidades para:  
Desarrollar habilidades numéricas y de lectura.  
Participar en la solución de problemas.  
Practicar el trabajo en equipo.  
Desarrollar el sentido de autosuficiencia.  
Cuestionar y observar. 
Adquirir habilidades básicas en la vida. 
Asistir a Educación Básica.

 

Fuentes

EcuRed. Desarrollo Infantil. EcuRed, conocimiento con todos y para todos. Consultado el 29 de abril de 2014. Disponible vía web en: http://www.ecured.cu/index.php/Desarrollo_Infantil

Layton, K. Las etapas de desarrollo en un niño según Freud. eHow en español. Consultado el 29 de abril de 2014. Disponible vía web en: http://www.ehowenespanol.com/etapas-desarrollo-nino-segun-freud-lista_88468/

PsicoActiva. Infantil. Desarrollo Cognoscitivo. PsicoActiva. Consultado el 29 de abril de 2014. Disponible vía web en: http://www.psicoactiva.com/infantil/desarrollo.htm

Organización de Estados Americanos. Etapas del desarrollo infantil. Organization of American States. Consultado el 29 de abril de 2014. Disponible vía web en: http://www.oas.org/udse/dit2/que-es/etapas.aspx#top

Modificado por última vez en Lunes, 16 Febrero 2015 18:14
Más en esta categoría: Tendencias educativas actuales »

Nuestros Clientes

Calidad Excepcional, asistencia personalizada, Todo lo que necesitaba a un precio excelente!

- Yolanda Castillo, Educadora -